Category: Sin categoría


 

enjoys

This post pleases the robotic club…

Una vez más me sorprendes, Japón.

Sigue leyendo

Anuncios

316962_231081176950431_100001456521330_665823_1035080725_n

“Cada personaje es una nueva oportunidad de crear un nuevo ser”

Hirano Aya- Entrevista para la revista especializada en actores de voz “Voicha”

Un día como hoy –pero de 1987- nace en la ciudad de Nagoya ,Prefectura de Aichi, la actriz de voz y cantante Hirano Aya (平野 綾). Su carrera en el mundo del entretenimiento japonés se ha visto caracterizada principalmente por sus papeles como protagonista de varios animes, su incursión en la música y en los últimos años una serie de pseudo-escándalos que la prensa sensacionalista japonesa sacó en los medios. ¿Quieren saber más de ella?

“Cada vida consta en realidad de un solo momento: el momento en que la persona sabe para siempre quién es”

José Luis Borges

 

En ocasiones, los días pasan tan rápido. Giramos dentro de lo que parece ser una eterna espiral de compromisos, planes, responsabilidades, sueños, personas y lugares. Lo que llamamos “vida” transcurre día con día, segundo a segundo, casi sin que seamos capaces de percatarnos de ello.

 

Sin embargo, de vez en cuando sucede que algo cambia. Una persona llega –o bien-, una persona se va, lo que dábamos por sentado de pronto ya no lo es, y se convierte en algo más. Esos instantes que matizados en emociones nos ofrecen una nueva perspectiva de las cosas. Así, tal vez depués de todo la vida está hecha de esos momentos –amargos, dulces, alegres y tristes, fáciles y difíciles-, y de los lugares y personas con quienes tuvieron lugar.

 

Por todo esto, es que me queda este sabor de boca después de la graduación, y aún así sé que no pudo haber sido de otra forma. Aquello que parecía tan lejano, tan ideal, de pronto era una realidad y estaba justo enfrente de todos nosotros. Las personas que me acompañaron estos últimos cuatro años de mi vida, llegó la hora de separarnos para seguir el camino que cada quien ha elegido.

 

Al final, creo que nos despedimos desde antes, de varias formas, tal vez conscientes de que el ciclo debía terminar. Así que supongo que las palabras estaban de más, mis sentimientos y memorias estaban con ellas y ellos. Me quedo con lo bueno y lo malo, con las respuestas encontradas, con los miedo vencidos, las nuevas preguntas y los nuevos retos.

 

A pesar de todo, para mi ser salón no habría podido desear algo mejor. A las personas con quienes trabajé, de quienes aprendí, muchas gracias. A quienes tuve la fortuna de escuchar y depositaron en mí su confianza no tengo cómo agradecerles por ello. A mis amigos –sí, ustedes saben quienes son-, los llevo conmigo para toda la vida. Gracias por su paciencia, comprensión, ayuda y buen humor.

 

Por eso hoy, partamos; yéndonos sin decir adiós, como si hubiéramos de reunirnos mañana en ese lugar que congregó a una especie de familia muy singular, pero con la convicción de seguir adelante, viendo al futuro y luchando por aquello que un día soñamos. Para mi generación…

 

Hasta Luego

 

Spidey_87

El papel del psicólogo social en  el desempeño y la formación de Líderes Sociales

José de Jesús Bernal Duque

 

 

             El liderazgo social puede definirse como “…el arte de dirigir a un grupo de personas o comunidad hacia el logro de objetivos, tanto comunes como individuales, alcanzando un óptimo rendimiento a través del aprovechamiento de las competencias y capacidades de cada miembro de la comunidad, sin perder de vista las metas trazadas y fomentando siempre las relaciones interpersonales.”[1]

 

            En la actualidad, vivimos en tiempos de cambios y transformaciones constantes. La civilización a alcanzado un grado de desarrollo superior que permite al ser humano actual decir que vive en una época en el que las comunicaciones permiten a los individuos establecer contacto prácticamente de manera instatánea con cualquier otro lugar. Estamos influidos por un intercambio de información como nunca antes en nuestra historia, sin embargo ¿realmente podemos decir que hemos avazado de la misma manera en las relaciones humanas? ¿han sido estos avances tecnológicos y científicos lo suficente?

 

            La respuesta parece ser clara y concluyente: No. Hoy más que nunca urge en las sociedades gente que sea capaz de percibir  las nececidades en los procesos de interacción humana, gente capaz de visualizar los cambios necesarios y proyectar esa visión en acciones concretas para lograr que las sociedades avancen. Específicamente en el caso de la sociedad mexicana, -culturalmente ambigua- existe una fuerte necesidad de logro, una percepción general de la necesidad de mejorar, que suele expresarse en forma de inconformidad (al sistema político, al trabajo que se tiene o que se debe realizar, a las deesigualdades sociales). Sin embargo, a la hora de evidenciar los cambios necesarios, generalmente el mexicano se vuelve pasivo. Entonces, ¿Qué hace falta para cambiar?

 

            Éste es el panorama que debe considerarse propicio para el ejercicio del profesional en psicología social. En los inicios de esta rama de la ciencia, varios fueron los autores que expresaron una etapa de “crisis de identidad” en la que no se conocían de manera definida el papel y el rol a jugar por parte del psicólogo social. Sin embargo, en nuestros días es pausible mencionar que los estudiantes también estan faltos de esta visión a futuro respecto del desempeño de sus conocimientos.

 

            Los psicólogos sociales como parte de su formación académica, son capacitados en el conocimiento y ejercicio profesional del funcionamiento de los procesos de interacción humana y sus implicaciones en el desarrollo social, así como sus efectos en el plano individual. Dadas estas condiciones, son idóneos para fungir como “agentes de cambio” o “facilitadores sociales”, sin embrago ¿Qué pasa si no se tiene clara esa visión?  Desde una perspectica general, existe una falta de compromiso muy grande, un apatía que se haya arraigada dentro de nuestras raíces formativas: la poca tendencia a la proactividad.

 

            Con esto no se pretende decir que la cultura mexicana es necesariamente pesimista, por el contrario, se trata de hacer conciencia de la capacidad y el alcance que puede tener el ejercicio del liderazgo en la búsqueda del cambio social. No basta con tener una formación académica, sino en saber desarrollar las capacidades propias del liderazgo.

 

            A grandes rasgos, para que un profesional en psicología social se prepare para desempeñar su papel, hace falta una serie de pasos:

  • Dispocisión: Capacidad de atención y apertura al análisis de las características personales y profesionales que facilitan o dificultan el efjercicio de la profesión.
  • Quiebre de “presupuestos culturales”: Es decir, la conciencia de que la propia formación en un núcleo social determinado, puede sesgar el análisis de un problema, y ante ello, la necesidad de cambiar.
  • Compromiso: Un fuerte deseo de llevar a cabo ese cambio  mediante los esfuerzos necesarios.

 

Una vez que se ha hecho esto, es posible hablar de un primer punto cubierto. Dado que para el desarrollo de estrategias e intervención social se necesita de la participación ciudadana, el facilitador social cnsciente de esta necesidad no sólo impulda y motiva a la gente, sino sabe diferenciar y captar en esa gente alos individuos capaces de desarrollar y mantener cierta influencia. Estos individuos son suceptibles de convertirse en nuevos Líderes sociales que reproduzcan los procesos interventivos y amplíen el impacto del trabajo del psicólogo social, mediante un fuerte trbajo de capacitación y concientización que los faculte para dirigirse de manera autónoma.

 

Así pues, independientemente del ámbito de nuestra intervención (disminución de conductas de riesgo, manejo de conflictos, investigación, enseñanza, etcétera.) no debemos perder de vista que como profesionales de la ciencia social, nuestro sujeto de estudio –el ser humano como ente social- es una realidad compleja que amerita una aproximación científica pero a la vez “humana”, que permita el desarrollo integral, tanto personal, como comunitario.


[1] Disponible en: http://topicosgerenciales.wordpress.com/2008/01/24/liderazgo-social/

GAVILLA

GAVILLA

DECIR: HACER

A Roman Jakobson

1

Entre lo que veo y digo,
entre lo que digo y callo,
entre lo que callo y sueño,
entre lo que sueño y olvido,
la poesía.
Se desliza
entre el sí y el no:
dice
lo que callo,
calla
lo que digo,
sueña
lo que olvido.
No es un decir:
es un hacer.
Es un hacer
que es un decir.
La poesía
Se dice y se oye:
es real.
Y apenas digo
es real,
se disipa.
¿Así es más real?

2

Idea palpable,
palabra
Impalpable:
la poesía
va y viene
entre lo que es
y lo que no es.
Teje sus reflejos
y los desteje.
La poesía
siembra ojos en la página,
siembra palabras en los ojos.
Los ojos hablan,
las palabras miran,
las miradas piensan.
Oír
los pensamientos,
ver
lo que decimos,
tocar
el cuerpo de la idea.
Los ojos
se cierran,
las palabras se abren.

Poema de Octavio Paz en el cual va narrando y va dando un significado conforme a sus sentimientos a lo que para él es la literatura, siendo más específicos: la poesía; pero, ese significado lleva consigo una recopilación de algo que para él es muy importante y para nosotros los lectores: interesante, ya que te pone a visualizar el poema sobre: ¿qué querrán decir éstos versos para él? y te intriga el hecho de tantas “comparaciones” a las cuales recurre; siendo este poema uno de los últimos que escribió el autor ¿será que trata de plasmar lo que para él ha significado tener toda su vida como compañera a la poesía?.